amigas mascotas
   
Follow amigasmascotas on Twitter    

Con tu donación les ayudas y ayudas a mantener esta página ,sin obligaciones, tu eliges el importe.

Registrate AQUI para recibir nuestros boletines en tu correo

e-mail

Razas de perros pequeños , medianos y grandes

 

Caballo Andaluz

El caballo andaluz, pura elegancia y armonía:

El caballo Andaluz o Pura Raza Español (P.R.E) es originario del sur de España, si bien su procedencia no puede establecerse con absoluta fiabilidad. Existen distintas teorías sobre la aparición de esta raza, pero parece claro que las distintas ocupaciones que ha sufrido la Península Ibérica a lo largo de su historia, trajeron como consecuencia la mezcla de razas equinas.

Hipótesis sobre su origen:
Sobre el origen del caballo Andaluz (generalmente se llama Andaluz al que más correctamente se le debería llamar caballo español) se han formulado muchas hipótesis: hay quién le hace descender del Berebere y del Árabe, introducido en España en la época de la dominación árabe, a través de repetidos cruces con ejemplares locales, especialmente con los ponys.

Por el contrario, hay quien no duda en hacerle descender del Equus ibérico que encontraron los Romanos en sus campañas de conquista, y que pasó en una época prehistórica a través del istmo que entonces unía los dos grandes continentes, el estrecho de Gibraltar, desde España al Norte de África, dando origen incluso al mismo Bereber.

Tampoco hay que olvidar, entre las otras hipótesis posibles, las dos mil yeguas de carga númidas traídas a España, a través del mar, por el cartaginés Asdrúbal. De todas formas, entre los varios supuestos, el verosímil es el primero. El Andaluz dominó el campo de la cría equina desde el siglo XII hasta el XVII, imponiendo su supremacía, disputada sólo por el caballo Árabe. La raza andaluza ha influido sobre todo en muchas de las más ilustres razas europeas, incluso a través del caballo Napolitano, que deriva del Andaluz. Hay que recordar, en cualquier caso, la huella que imprimió en un pasado hoy lejano y los indicios que ha dejado de una forma tan evidente en las modernas razas equinas.

En el siglo XIV, la orden de los cartujos, fundada por San Bruno siglos antes, se instala en Jerez, donde levanta el monasterio de la Cartuja. Allí, los monjes se hicieron cargo de sementales perfectamente cruzados entre caballos árabes y nativos, logrando así unos ejemplares de especiales características y de hermosa estética: los cartujanos, que definen a los Pura Raza Españoles. Podríamos decir que es en este momento cuando aparece el caballo Andaluz tal como lo conocemos hoy.

 

Paso Andaluz

paso español

Antecedentes históricos

Los caballos del territorio de la actual Andalucía tienen fama desde la Antigüedad. Los caballos de la Bética fueron muy apreciados en el circo romano. Durante el Califato de Córdoba fue muy importante la yeguada de la corte de los omeyas, asi como la yeguada de Almanzor y sus jinetes bereberes.

Sobre la yeguada del califa Alhakén se tiene noticia gracias a la crónica en la que Ziyad Ibn Aflah, caballerizo del califa y zalmedina de Medina Azahara, ensalza la calidad de los potros que anualmente se concentraban en la almunia Amiriya, procedentes del destete de las más de 3000 yeguas que tenía el califa en las marismas, junto a 500 sementales, en un claro paralelo con la posterior Saca de las Yeguas.

Dada la calidad de los caballos del sur de la península ibérica, desde el siglo XIII hasta el XIX los reyes establecieron la prohibición de cruzar las yeguas con asnos, en Andalucía, Extremadura y Murcia, estableciendo una “raya real” al sur de la cual estaba prohibido el mestizaje de los équidos, para preservar su pureza.
Historia

Piaffe

Piaffe

galope

 

Galope

Passage

Passage

trote

Trote

En el siglo XVI Felipe II de España encargó a Diego López de Haro y Sotomayor, I Marqués de El Carpio, la creación de las Caballerizas Reales de Córdoba, donde agrupó los mejores sementales y yeguas de las provincias que bordean el Guadalquivir, siendo esta yeguada real el origen de la raza. En 1605, Cervantes, en el capítulo XV de la primera parte del Quijote, hace alusión a la gallardía de las yeguas cordobesas con las siguientes palabras: "No se había curado Sancho de echar sueltas a Rocinante, seguro de que le conocía por tan manso y tan poco rijoso que todas las yeguas de la dehesa de Córdoba no le hicieran tomar mal siniestro." Asimismo, en el capítulo XXIV dice que Córdoba es la madre de los mejores caballos del mundo. Lope de Vega en su comedia

Los comendadores de Córdoba recoge no sólo la fama de los caballos cordobeses sino también la de sus jinetes.

Asimismo dicha obra de Lope de 1610 y la Fábula de Polifemo y Galatea de Góngora de 1612, dedicada al Conde de Niebla, son un testimonio excepcional de la denominación histórica "caballo andaluz".

A lo largo de la historia el caballo andaluz ha tenido un papel fundamental en la formación de razas equinas europeas y americanas, como el caballo hispano-árabe, caballo hispano-bretón, el caballo frisón, el lipizzano, el Kladruber, el criollo, el Paso Fino, el Peruano de paso, el Mustang, el Alter Real y el caballo lusitano.

Características

  • Alzada o altura a la cruz entre 155 y 165 cm.
  • Cuello fuerte y arqueado, cubierto de una crinera larga y colgante.
  • Cabeza mediana y muy elegante ligeramente convexa (cabeza de halcón), con la parte naso-labial terminada en punta.
  • Ojos vivaces, grandes y están implantados oblicuamente
  • Pecho amplio.
  • Grupa redondeada y potente.
  • Actualmente se admiten todos los colores de capa menos el pío, aunque en el pasado sólo se admitían el negro, el tordo y el castaño. El color más común es el tordo.
  • Porte orgulloso y elegante.
  • Armoniosas proporciones.
  • Las orejas son de tamaño mediano y muy móviles.

Utilidad

El caballo andaluz es fácil de montar, por lo que se utiliza como caballo de paseo. Se usa en las disciplinas de la doma clásica, doma vaquera y en el rejoneo. En la doma clásica destaca por su buena cabeza, excelente trote, buena reunión, piaffé y passage casi perfecto. Por el contrario, pierde mucho en alargamientos y paso.

Por último, hay que destacar otra importante cualidad del caballo Andaluz: su inteligencia. Tiene gran capacidad de aprendizaje y buena memoria, por lo que acepta diferentes domas y se adapta a multitud de servicios, como animal de silla y para enganches. Asimismo, la vistosidad y elegancia de sus movimientos, le hace apto para exhibiciones variadas, tales como rejoneo, doma vaquera, de alta escuela y paseo.
Por todo ello, en los últimos tiempos, los criadores de P.R.E. han venido esforzándose y seleccionando sus reproductores para la obtención de un tipo de caballo funcional, con buenos movimientos y aptitudes para el deporte.

Así, esta raza, que goza ya de gran prestigio, va adquiriendo cada año en España, y en general en Europa, un mayor número de adeptos, que defienden y apoyan el crecimiento y reconocimiento de este bello y noble ejemplar que es nuestro caballo Andaluz.

Caracter

El atributo más destacado del caballo Andaluz es, sin duda alguna, su temperamento, consecuencia de un perfecto equilibrio biológico. Este animal no manifiesta reacciones bruscas ante los estímulos, ni por el contrario, apatía o linfatismo.

Es un animal muy dócil, de fácil trato, no sólo cuando está entrenado, sino también cuando permanece en reposo. Al mismo tiempo, presenta un carácter vigoroso y sobrio y posee una excelente capacidad de respuesta. Todo ello, unido a su belleza, le hace ser un caballo ideal de silla, y es muy demandado como 'caballo de placer'.

pura sangre andaluz2 caballos andalucesotro gran ejemplar

En caso de enfermedades, especialmente si se trata de alteraciones digestivas, se recupera en un tiempo menor que otras razas, como el Pura Sangre Inglés (P.S.I.) o el Árabe. Además, soporta bien el calor, las privaciones de agua y el cuidado deficiente.

Cría

La cría del caballo andaluz se centra en España, aunque existen buenas yeguadas por todo el mundo. El sistema de cría se basa en manadas de yeguas que viven sueltas en estado de semilibertad. Algunos potros son vendidos al destete y otros permanecen en la yeguada y empiezan a ser domados a los tres años. Las yeguas no se doman ni montan, pero sí participan en concursos de morfología.

En las yeguadas es frecuente que los machos lleven el nombre de la madre en masculino; por ejemplo, que el hijo de Vinatera se llame Vinatero. Sin embargo, a todas las hembras nacidas en la yeguada el mismo año, se les pone un nombre que empieza por la misma letra y que pueda utilizarse en masculino para los potros que nazcan de ellas.

Competición

Durante todo el año se realizan concursos morfológicos en que los caballos son juzgados por sexo y edad. Los ejemplares de ambos sexos participan en los concursos de manera individual, aunque las yeguas pueden participar en cobras. Además de a la morfología se da importancia a la funcionalidad. De hecho, el 25% de la nota de los machos de más de 4 años depende de una prueba de doma. Los ganadores de estos concursos quedan clasificados para la final del SICAB, que se disputa en noviembre en el Palacio de Congresos y Exposiciones de Sevilla. El SICAB es el acto más importante dentro del mundo del caballo andaluz. En él tiene lugar la final del Campeonato de España de Pura Raza Español, así como subastas, espectáculos, conferencias, etc.

El caballo andaluz en la ficción

Por su apariencia espectacular, el caballo andaluz se ha convertido en una raza frecuentemente utilizada en el cine, especialmente en películas de historia y ciencia ficción. Así, los andaluces Domero y Blanco hacen de Shadowfax en la trilogía cinematográfica de El Señor de los Anillos mientras que el papel de Asfaloth fue interpretado por otro andaluz llamado Florian. Otro caballo andaluz interpreta al unicornio de Peter Pevensie en la producción de Disney The Chronicles of Narnia: The Lion, the Witch and the Wardrobe. El caballo de El Zorro en La máscara del Zorro es identificado como un caballo andaluz, aunque en realidad se trata de un frisón, y Mel Gibson cabalgó a Jardinero X en Braveheart. Seis andaluces interpretan a los dos unicornios en Leyenda, de Ridley Scott. Los caballos andaluces aparecen frecuentemente en películas sobre la tauromaquia u otros aspectos de la cultura española. Big Boss en Metal Gear Solid 3: Snake Eater cabalga y favorece a la raza andaluza. En el manga Cesare, Cesare Borgia monta a un andaluz llamado Romulus y regala otro andaluz llmado Remus al protagonista de la serie, Angelo.

El cuello es muy robusto y musculoso, bastante grueso en su inserción con el tronco, y las espaldas son amplias y descendentes. Posee unos posteriores anchos y unas extremidades finas, pero fuertes. En general podemos decir que tiene un cuerpo bien proporcionado.

Pero, sin duda, un rasgo característico de su belleza es la espesa crin que posee. Es muy abundante y, a veces, ligeramente ondulada, lo cual dota al animal de una elegancia sublime. La cola también es muy tupida y se inserta bastante baja. La alzada (altura a la cruz) del P.R.E. oscila entre 1,50 y 1,65 metros.

La capa puede variar pero, con diferencia, la más frecuente es la torda. Le sigue en importancia numérica el castaño encendido, siendo menos frecuente el castaño claro y el bayo, y es rara la capa negra, y por ello muy valorada. No se admiten en el patrón racial las capas alazana, isabela, ni pía.

salto

Caballo andaluz

Grandes Frases

QUIEN ALIMENTA A UN ANIMAL HAMBRIENTO, ALIMENTA SU PROPIA ALMA.
Charles Chaplin.